Descubrimientos

Descubrimiento #7: El espejo

¡El pequeño lo encuentra divertidísimo! Es entrar en el ascensor, verse en el espejo y soltar la carcajada. Desde su bañerita del baño, puede verse en el espejo y le parece lo más. Una de las formas más sencillas de arrancarle una sonrisa es ponerle delante de un espejo. Sonríe, ríe a carcajadas y echa… Sigue leyendo Descubrimiento #7: El espejo

Anuncios
Descubrimientos

Descubrimiento #4: las cosquillas

Pues sí, el pequeño tiene cosquillas :). Yo me lo paso bomba haciéndole cosquillas en los pies. Todo empezó cuando aún le daba el pecho, cuando veía que se dormía al pecho yo le animaba a seguir haciéndole cosquillas en los pies. Ahora es un juego, cosquillas por los pies, por la barriguita y él… Sigue leyendo Descubrimiento #4: las cosquillas

Descubrimientos

Descubrimiento #3: el chupete

Vale, esto ha sido más descubrimiento para nosotros que para él. No estamos acostumbrados a tener un bebé que use chupete, puesto que nuestro hijo mayor nunca quiso chupete. Durante su estancia en la UCIN, nos pidieron que llevásemos un chupete para prematuros. Ya lo conté en este post. Aunque allí el uso que le… Sigue leyendo Descubrimiento #3: el chupete

Descubrimientos

Descubrimiento #2: las manitas

¡Uy, va! ¿y esto qué es? debió de pensar mi bebé cuando tras una sesión de atención temprana se quedó mirando fijamente su manita derecha. Su carita era de completa sorpresa. Y nosotros, incluida la estimuladora, estábamos entre sorprendidos y divertidos de verle ante su nuevo descubrimiento. Era la primera sesión de atención temprana a… Sigue leyendo Descubrimiento #2: las manitas

Descubrimientos

Descubrimiento #1: la sonrisa

Como todos los bebés, los prematuros también van haciendo sus pequeños progresos y sus descubrimientos, con la diferencia que hay que tener en cuenta su edad corregida. Nuestro pequeño empezó a sonreir con 4 meses de edad cronológica, 2 meses de edad corregida. Al principio, para conseguir una sonrisa, había que estimularle con caricias. Dos… Sigue leyendo Descubrimiento #1: la sonrisa