Bebé prematuro

Ejercicios de atención temprana: de los 9 a los 12 meses

Poco a poco, el pequeño va haciendo sus progresos a todos los niveles. Los principales avances que ha hecho en este último trimestre son:

A nivel de psicomotricidad gruesa:

  • Se queda sentadito, erguido, con seguridad y es capaz de mover el tronco a derecha e izquierda, en función de donde se encuentre su foco de interés. Incluso, a veces se inclina hacia adelante para coger algo, es como si quisiese gatear, sin embargo, se le quedan un poco atascadas las piernas debajo del cuerpo.
  • Se voltea, de arriba a abajo, de abajo a arriba, hacia la derecha y hacia la izquierda sin ningún problema.
  • No gatea, pero no tiene problemas para desplazarse, “hace la croqueta” hasta llegar a su destino.
  • Repta, pero hacia atrás… lo descubrimos hace unos días. Creemos que es porque hace menos esfuerzo, al no tener que apoyarse en los brazos.
  • Tiene un gran interés por ponerse de pie. Si bien, el interés que tiene por estar de pie es inversamente proporcional al de gatear o reptar.
  • Si le dejo en la cuna, sentado, es capaz de ponerse de pie agarrándose a los barrotes (y de paso, roer la barrera de la cuna)
  • Empieza a dar sus primeros pasos. Agarrado, por supuesto.

A nivel de psicomotricidad fina:

  • Agarra todo tipo de objetos con toda la mano, sin ningún problema.
  • Hace la pinza con los dedos pulgar e índice para jugar con las etiquetas.
  • Si le dejamos una servilleta de papel, la hace confeti en cuestión de segundos.
  • Tiene una habilidad bárbara para coger cualquier objeto que quede a su alcance.

A nivel lenguaje:

  • Hablar, no habla. Balbucea. Emite sonidos para atraer nuestra atención.
  • Llora de diferente manera, según tenga hambre o sueño.
  • Reacciona cuando le llamas por su nombre.
  • Le encanta hacer pedorretas (creo que esto se lo ha enseñado su hermano, más que en las sesiones de atención temprana)

A nivel social:

  • Sonríe con poco. Aún no extraña, así que cualquiera que le hace una carantoña, un gesto o juega con él, le sonríe con facilidad.

Muchos de estos avances son propios de la edad, otros son fruto de los ejercicios de atención temprana que vamos practicando en casa. Yo ya no puedo acompañarlo a las sesiones de atención temprana, pero me he informado para poder hacer con él los ejercicios en casa. Os cuento alguno de ellos, por si os puede venir bien para vuestros bebés:

  • Para trabajar la psicomotricidad gruesa a esta edad y fomentar el gateo y posteriormente que ande, podemos ponerles de rodillas delante de algún juguete sonoro. La posición, para hacerlo más visual, es como si estuviese rezando.
  • Para trabajar la psicomotricidad fina, le ofrecemos juguetes pequeños (bueno, manejables para él). Le gusta mucho jugar con las etiquetas de los peluches, del babero, y como suelen venir varias etiquetas, juega con ellas, las separa con los deditos,…
  • Para trabajar el lenguaje, nosotros imitamos lo que él dice “mamamamama”, “papapapapa” y su hermano ha introducido la variante “yoyoyoyoyo”.

Espero que estas pequeñas pautas puedan ayudaros con vuestros peques.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s