Bebé prematuro

Hoy hace un año

Tenía pensado otro post para publicar hoy, pero las fechas son las que son. Hoy hace un año me dieron la baja por riesgo en el embarazo.

Yo siempre creí que el riesgo en el embarazo eran cosas mucho más graves: un desprendimiento de placenta, un riesgo de aborto, pero son circunstancias que siempre piensas que les pasa a los demás y que a ti estas cosas no te pueden pasar. Hasta que pasan.

En la ecografía de la semana 20 todo iba perfecto, las medidas, el peso, tenía todos sus órganos. Recuerdo llegar a casa y comparar la ecografía del pequeño con la del mayor. La fecha prevista de parto era para 4 días después de la fecha de cumpleaños de nuestro hijo mayor, con lo cual las medidas serían más o menos. Recuerdo que al comparar ambas ecos, donde uno era más largo, el otro era algo más pequeño y el peso era más o menos. Esto no son ciencias exactas, así que yo no tenía motivos para pensar que las cosas podían salir de manera diferente.

Tras realizarme la ecografía, mi ginecólogo me dijo que me quería ver en 5 semanas. Yo en ese momento no le di importancia, sólo pensé que iba a estar muy controlada, lo cual no me parecía mal. Pero ahora sospecho que el médico en ese momento vio algo que quería seguir cerca, para confirmar o descartar.

Recuerdo perfectamente la fecha, porque en Madrid era festivo, pero donde vivimos no. Así que aunque era el día de San Isidro, teníamos cita. Empezábamos en la semana 25. Tras la oportuna revisión, me dijo que el pequeño tenía poco peso. El motivo podía deberse a varios factores: el estrés propio de la madre (no es lo mismo estar embarazada del primero, que tener a otro niño de 20 meses que atender), el trabajo (madrugar, el estrés propio de trabajo, el traslado en transporte público,…) o la propia constitución del bebé (hay niños más pequeños, más delgados,…)

Me recomendó 2 semanas de baja, con reposo relativo y que tomase adiro. El adiro, por si no lo sabéis, es parecido a la aspirina y evita la formación de coágulos, sin embargo, en pequeñas dosis ayuda a la placenta en su trabajo de enviar alimento al bebé. De hecho, ante mi cara de sorpresa me dijo que, junto con el ácido fólico, el adiro se receta a muchas embarazadas. Además, debía de seguir tomando mis vitaminas.

20170515_194707[1]

Yo, esas dos semanas, fui una paciente modelo. Afortunadamente, tenía una persona que me ayudaba con el mayor y con las tareas de la casa, así que yo por las mañanas podía dedicarme a marmotear (de hecho, dormía dos o tres horas) y por las tardes, mi marido se encargaba del peque. Yo no cogía ningún peso y el mayor esfuerzo era ir de paseo hasta el parque, sentarme en un banco y volver del paseo.

Ni qué decir tiene que ya no volví a trabajar. Las circunstancias no mejoraron, más bien se diría que el crecimiento del pequeño se estancó. Seguí guardando reposo y yendo cada 2 semanas al ginecólogo. Hasta que la semana 31 todo se precipitó. Ya os conté la llegada del pequeño en estos dos posts:

Y aunque ha pasado un año, lo recuerdo como si fuese hoy mismo.

Anuncios

2 thoughts on “Hoy hace un año”

  1. Es normal que te acuerdes tanto de todo lo que ha pasado. Es algo muy duro que cuesta mucho asimilar. Este fin de semana lo hablaba con una de las madres con la que estuve en Neonatos (tenemos un grupo de whatsapp y nos vemos de vez en cuando) lo mucho que nos ha costado superar aquella época. Nunca lo olvidas, pero los recuerdos se suavizan con el tiempo. Es un proceso largo. Por suerte, nuestros niños no guardarán ningún recuerdo de aquello. Un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s