Otros temas

Teatro de texturas

Hace unos días, el pequeño y yo estuvimos en un teatro de texturas. Y ¿qué es eso? Fue un espectáculo mixto, podríamos decir… Primero, hubo una representación de unos 30 minutos y luego, se permitió a los niños que se acercasen a experimentar con las diferentes texturas.

IMG-20170314-WA0002[1]
Cartel del espectáculo
Pero vayamos por pasos. ¿Cuál es el objetivo de este tipo de talleres? Fácil, que los bebés (el espectáculo está dirigido a niños de 6 meses a 3 años, aunque allí había niños más mayores) conozcan y experimenten con diferentes texturas (Suave, rugoso, áspero, frío, caliente,…) . El tocar, experimentar, probar nuevas cosas,… forma parte del aprendizaje de un niño. A los niños, sean prematuros o no, hay que irles enseñando y este teatro me pareció una forma muy original de mostrar las diferentes texturas. Creo que menos el gusto, se pudo experimentar con todos los sentidos.

A través de la representación, se van presentando las diferentes texturas. Todo muy sonoro y muy visual, que es lo que les gusta a los bebés.  Con la música siempre de fondo, se iban exponiendo los diferentes espacios creados: el nacimiento de un niño, el de un delfín (con un objeto se imitaba el sonido del mar), la llegada de un ratoncillo,… Unas veces era con poesía y otras veces, eran canciones, algunas eran canciones populares, que nos animábamos a cantar. Con el espectáculo, los niños estuvieron  muy atentos. Hasta el pequeño se fijaba mucho.

Tras la representación, se permitió que los pequeños tocasen los objetos expuestos: la cortina de cuentas de colores, las plumas y boas de plumas de colores, las judías, las cajas con diferentes texturas, el tren de texturas.

El tren de texturas, junto con la cortina de cuentas de colores, fue lo que más llamó la atención del pequeño. Abajo os dejo algunas fotos. El pequeño, que a veces es un poco “ansias” con los objetos nuevos, lo de la cortina de cuentas de colores le gustó porque, además de los colores, al agitarlo hacía ruido, vamos, un aliciente más! El tren de texturas, con sus bolas a modo de carga, también le emocionó, sobre todo, el estropajo que lo podía agarrar mejor que las otras bolas, que al ser un poco grandes para sus manitas se le escapaban.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s