Bebé prematuro

Ejercicios de atención temprana: hasta los 6 meses

Algunas, cuando leísteis el post sobre atención temprana, me habéis preguntado cómo hemos conseguido acceder a ello, bien porque os está resultando difícil o bien porque os dan cita para dentro de mucho tiempo. Hoy os cuento nuestra experiencia y os explico algunos ejercicios para hacer en casa con el bebé.

La verdad es que desde que dieron al niño de alta en neonatos hasta que empezamos a ir a atención temprana pasaron un par de meses y desde un mes antes aproximadamente lo habíamos empezado a mover. En parte la burocracia que tuvimos que solventar (incluir al niño en mi tarjeta sanitaria) lo retrasaron un poco, pero desde la primera toma de contacto hasta que nos llamaron para una primera evaluación pasaron 10 días, y desde la evaluación hasta la primera sesión otros 10 días.

Durante este tiempo, a veces tenía la sensación de que el tiempo se me escurría entre las manos, sobre todo, porque nos habían dicho en neonatos que era muy importante para el desarrollo del niño que cuanto antes fuese a atención temprana, mejor.

Como sé que para algunos tenéis esa misma sensación os dejo algunos ejercicios que he ido recopilando para que podáis hacer con vuestros bebés en casa y así ir trabajando un poco la psicomotricidad gruesa y fina. Pero antes dejemos claros algunos conceptos ¿qué es la psicomotricidad gruesa? El movimiento de brazos y piernas y del tronco, y ¿la psicomotricidad fina? Los movimientos más precisos de manos y dedos (por ejemplo, hacer la pinza con el dedo pulgar y el dedo índice).

Vamos con los ejercicios. Al ser tan pequeños (hasta los 6 meses), empezamos con ejercicios de psicomotricidad gruesa. Lo primero, es fijarse un objetivo: ¿qué tiene que hacer un bebé con esta edad? Fundamentalmente, ser capaz de levantar la cabeza estando boca abajo.

Os propongo algunos de los ejercicios que nosotros hemos ido haciendo, tanto en casa como en las sesiones de atención temprana.

Para fortalecer la espalda, le pondremos boca abajo, todos los días un ratito. Podemos aprovechar el momento de cambiarle el pañal, así fortalecerá los músculos de espalda y cuello que más adelante le servirán para sostener la cabeza. Al principio, puede que ni se moleste en hacer ningún esfuerzo, sobre todo, cuando tiene la cabecita un poco más grande que el cuerpo (que en los bebés prematuros es normal), pero poco a poco, verás cómo va haciendo progresos.

Otro ejercicio que hacemos es el de “nadar”. Lo que hacemos es con los brazos hacer como si nadásemos a crol, alternando arriba y abajo. Y el de abrazarse, abriendo y cerrando los brazos, como si el bebé se abrazase a sí mismo. Con las piernas, hacemos la bicicleta.

Otro ejercicio es el de voltearle. Esto es más un ensayo general de lo que el bebé será capaz de hacer más adelante. Le ponemos boca abajo y le damos la vuelta hacia arriba, teniendo cuidado con los brazos, para ello, se los metemos por debajo del cuerpo para evitar dislocarle un hombro. Y cuando esté boca arriba le volteamos hacia abajo… y así un par de veces para cada lado.

Todos estos ejercicios no deben durar más de media hora, que es lo que el bebé suele aguantar. Nosotros trabajamos todos los días un ratito y algo se nota, porque él solito ya se voltea (de boca abajo a boca arriba, en el otro sentido le cuesta más), está empezando a sentarse,…

20170222_115444
Aquí, el pequeño en pleno volteo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s